• "Nuestro biosensor es beneficioso, sobre todo, para el control bacteriano de las superficies del implante o las prótesis"

Doctor Xavier Gil Mur

  • Rector de UIC Barcelona y catedrático en Biomateriales
  • 02 de Nov, 2016

Rector de UIC Barcelona y catedrático en Biomateriales

¿Por qué surgió la inquietud de desarrollar este biosensor?
Se empezó por diseñar un biosensor que podría ser colocado en el implante dental con la finalidad de determinar el grado de osteointegración. Sin embargo, este proyecto tuvo muchas complicaciones y no pudimos desarrollarlo de una manera eficaz. Paralelamente, trabajamos con la empresa de implantes dentales Klockner en la elaboración de una superficie bactericida con la finalidad de evitar los procesos de periimplantitis. Los conocimientos que adquirimos sobre los metabolismos y las estrategias bacterianas, unidos al conocimiento del Centro Nacional de Microelectrónica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y del doctor Xavier Muñoz, produjeron una colaboración que fructificó en este biosensor, que puede detectar bacterias orales en la superficie del implante dental.

¿Desde cuándo está en marcha esta investigación y en qué fase se encuentra?
Hace unos tres años que empezamos y ya está a punto el primer prototipo de biosensor. En este momento estamos ya empezando la aplicación in vivo después de los buenos resultados obtenidos en las pruebas in vitro.

¿Quiénes han participado en su desarrollo?
Han participado el Grupo de Investigación en Biomateriales, Biomecánica e Ingeniería de Tejidos de la Universidad Politécnica de Catalunya, la Facultad de Odontología de UIC Barcelona y el Centro Nacional de Microelectrónica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Explíquenos cómo es el funcionamiento de este biosensor. ¿Qué bacterias detecta y a partir de qué volúmenes?
Este biosensor consiste en la detección de las variaciones de impedancia eléctrica en un nanocircuito electrónico provocado por la aparición de las bacterias. La sensibilidad del circuito puede detectar cualquier tipo de bacterias y su cantidad.

¿Para qué tipo de pacientes está concebido?
La utilización de este dispositivo sería para todo tipo de pacientes. No hay ninguna contraindicación, ya que los materiales utilizados son biocompatibles y, por tanto, no provocan ningún tipo de reacción inmunológica ni alergogénica.

¿Se podría emplear este biosensor en todo tipo de clínicas? ¿Qué requisitos tiene para su funcionamiento?
Se podría utilizar en la superficie del implante dental o en la zona sobre la que el clínico quiera tener el control bacteriológico. Tambien se podría usar en la clínica, en cuyo caso no sería necesario hacer tan pequeño el dispositivo.

¿Qué beneficios aportará a los profesionales?
Nuestro biosensor es beneficioso, sobre todo, para el control bacteriano de las superficies del implante o las prótesis y, por tanto, podría ser un mecanismo preventivo para evitar una colonización bacteriana que podría provocar una periimplantitis.

Según sus estimaciones, ¿cuándo se podrá disponer de él?
Esperamos que en nueve meses podamos tener el dispositivo. En estos momentos estamos en los ensayos in vivo, que nos permitirán optimizar su funcionamiento y adaptarlo a los requerimientos que los clínicos nos sugieran.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.