• "Hemos de mejorar nuestra capacidad reconstructiva integral, que nos lleve a conseguir unas restauraciones lo más naturales posible"

Doctor Alberto Sicilia Felechosa

  • 01 de Dic, 2016

¿Con qué objetivos inicia su etapa como presidente de la EAO?
Vamos a hacer hincapié en educar para la excelencia. Pero se trata de educar de forma independiente, centrándonos sólo en seleccionar lo mejor de la odontología basada en la evidencia y la experiencia clínica más objetiva, para contribuir a la formación de nuestros miembros y asistentes a congresos. Nos esforzaremos en favorecer la asistencia a nuestras reuniones, haciéndolas más competitivas, más atractivas –mejorando la interactividad– y más asequibles, especialmente para los jóvenes profesionales. Y no vamos a olvidar la investigación clínica, apartado donde esperamos lanzar un proyecto de estudios prospectivos, transparentes y auditados para mejorar la fiabilidad en la publicación y la comunicación de datos clínicos.

¿Qué medidas debe desarrollar la EAO para atraer aún más a los profesionales españoles?
Muchas. La primera de ellas es venir a España; la segunda consiste en asociarse y colaborar con las dos sociedades científicas más importantes de nuestro país: la SEPES y la SEPA; la tercera se reflejará desarrollando nuestro congreso con traducción simultánea al español; la cuarta medida pasa por reducir el coste de la inscripción, para hacerlo más asequible a la gente joven, y la quinta es diseñar un programa de vanguardia con el mayor número de dictantes españoles de la historia de la EAO. Se trata, sin duda, de un claro esfuerzo y una importante apuesta por la odontología española.

En el ámbito puramente clínico, ¿qué cuestiones son las que están marcando, o marcarán, el camino de la implantología dental y, por tanto, de la propia EAO?
En el corto plazo hemos de mejorar nuestra capacidad reconstructiva integral, que nos lleve a conseguir unas restauraciones lo más naturales posible. En este campo la nueva medicina regenerativa y las impresoras 3D biológicas tendrán mucho que decir en el futuro. En el largo plazo, hemos de recuperar la longevidad de las restauraciones con implantes, haciendo hincapié en que, como se expone en los estudios clásicos, un alto porcentaje de pacientes disfrute de sus tratamientos con implantes durante décadas; ahí la periimplantitis es uno de nuestros grandes enemigos.

En 2016 la EAO introdujo como novedad su Postgraduate Diploma in Implant Dentistry (PDII) en su oferta de formación. ¿Cómo va a desarrollar la vertiente formativa durante su mandato?
Efectivamente, ya hemos lanzado la primera edición del PDII y ha sido todo un éxito. Se trata de un programa en el que la EAO hace todo el esfuerzo para que prime la calidad muy por encima de los planteamientos económicos. Es una parte de nuestra inversión en formación. Se realiza a lo largo de tres años, con seis estancias en universidades europeas de primer nivel: Malmö, Groningen, Düsseldorf, Zurich, Madrid (Complutense) y Lisboa, y se admite sólo a 20 estudiantes cada año. En 2017 y en 2018 lanzaremos dos grupos más. La clave de su éxito consiste en que es una apuesta formativa que cubre las necesidades de ese profesional joven que, sin una formación como especialista de tres años en un posgrado de implantes o periodoncia, sí siente inquietud por el campo de la implantología, ha colocado sus primeros implantes y quiere completar su formación en una entidad científica independiente. Ésa es la clave de la EAO: educar para la excelencia y hacerlo de manera independiente.

Aunque ya nos ha avanzado aspectos del congreso de la EAO que se celebrará en Madrid junto con el de la SEPES, indíquenos qué expectativas hay depositadas en cuanto a asistencia y temáticas a desarrollar.
Espero que la sinergia de un congreso de hermanamiento EAO-SEPES, así como la valiosa colaboración de la SEPA en el Simposio Europeo Intracongreso EAO-SEPA, nos lleve a juntar en Madrid a más de 5.000 asistentes, más de 130 compañías patrocinadoras y 900 comunicaciones científicas. En total, serán más de 7.000 personas disfrutando de España y de Madrid en una fiesta que ha de realzar la odontología española.

¿Por qué hacerlo junto con la SEPES? ¿De qué manera se beneficiarán de esta colaboración los profesionales asistentes?
El de la SEPES es uno de los grandes congresos odontológicos nacionales y hacer una EAO en Madrid en las mismas fechas que la cita de la SEPES hubiera sido contraproducente. Por el contrario, asociar ambos eventos ha creado una sinergia científica y organizativa, representando claras ventajas tanto para los congresistas como para nuestros patrocinadores.
El congreso anual de la EAO es probablemente la reunión de referencia mundial en el campo de la implantología, con un alto contenido científico y con una marcada carga en los aspectos quirúrgicos. Pero podríamos decir que, tradicionalmente, nos quedamos más cojos en aspectos restauradores y estéticos, y ahí es donde la SEPES aporta su alto contenido clínico.
Tengo que decir, además, que trabajar codo a codo con el equipo de la SEPES ha sido un honor y un placer, desde su presidente, el doctor Nacho Rodríguez, y el vicepresidente del congreso, el doctor Jaume Llena, hasta el equipo de la sede de la sociedad. Hemos compuesto un grupo humano ilusionado con el proyecto, que enfoca cada fase de la organización de una forma creativa y positiva.

También en este encuentro se dará cabida a la SEPA. ¿Qué pretensión tiene esta colaboración en concreto?
La SEPA se ha unido, como sociedad hermana, al congreso EAO-SEPES aportando de forma generosa su simposio de otoño, que este año será el “EAO-SEPA European Simposium”, en el que expondrá su conocimiento del refinamiento quirúrgico del manejo delicado de los tejidos, tan importante para la estética, y del tratamiento de las situaciones de patología periimplantaria. Será un simposio muy interesante.

En esta próxima reunión habrá varios ponentes españoles. ¿Qué puede mostrar España al conjunto de la comunidad científica en el área de la implantología dental?
En esta reunión cerca del 15 por ciento de los dictantes serán españoles, lo que debe considerarse un logro y un auténtico escaparate para la profesión, puesto que hay que tener en cuenta que se trata de un auténtico congreso mundial. Para valorar estas cifras hemos de manejar como referencia el número de dictantes españoles en un congreso internacional de implantes de primer nivel, que es generalmente muy reducido y se cuenta con los dedos de una mano.

Si quieres compartir...   

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.